Como puede ser que seamos tan pelotudos...

Todo empezó cuando una nena de 17 años envió un hombre un mensaje SMS en el que le ofrecía un regalo navideño adelantado si acudía a su casa (en pelotas). Dicho y hecho. El hombre llegó a la dirección que le habían indicado en el mensaje, se desnudó, y lanzó la ropa a través de la ventana antes de entrar. Pero se trataba de la casa equivocada. El dueño de casa se encontro con el señor con todos los colgajos al aire y llamó a la Policía, quien que detuvo al hombre por violar una propiedad privada.

DIOS nos cría y el viento nos amontona

22 Comments