El reino de lo pequeño

No sé en que momento de mi vida lo grandioso dejo de ser anhelo de mi pensamiento. De niño, allá como entre mis 5 y 9 años, no quería ser bombero, policía o astronauta. Quería ser héroe, leyenda.


Pensaba en lo glorioso de Superman, Batman o alguno de esos personajes capaces de hacer todo lo que papá y mamá no hacían.
Luego, vaya a saber uno por que motivo, pase a admirar y pretender estados de gloria más cercanos a lo humanamente posible. Ser parte de SWAT (mi serie favorita), un extraordinario deportista o hasta algún famoso inventor.
En los finales de mi adolescencia recuerdo que pensaba como podía hacer para trascender más allá de mi tiempo. Como haría para vivir sin cuerpo, en citas y palabras ajenas.
Recorro imágenes mentales que permitan cerciorarme que no salteo demasiadas etapas, pero casi como si pasase por un campo sembrado de muertos recuerdos, ningún otro viene a mi encuentro.
Hace unos años aún mantenía ciertos delirios de grandeza. Pero no presente en mí, sino por el contrario, expectativas que en su ausencia, me permitían soñar con alcanzarlas.
Con el amor fue similar. Comencé pensando en que había una única persona destinada para mí. Luego de varios años de alegrías y tristezas, aciertos y errores, me encuentro buscando lo que aún no entiendo. Potenciales que desconozco. Ese nombre impronunciables encerrado en la boca del estomago. Pero aún así, ya no único.
Una idea resuena en mi cabeza hace días, algo que es lo que motiva tanto preludio. Lejos de mis deseos y fantasías, hoy busco los pequeños espacios que permiten ser -de alguna manera- feliz. Esos delicados momentos que, corporizados o no, hacen que las pequeñas cosas sean hermosas. Momentos, seres, lugares, logros, fantasías, amores. Frascos chicos de sonrisas que buscamos como cuando mamá escondía caramelos por la casa.
Cuantas veces te aconseje que busques tus pequeñas cosas y momentos. Tus delicados refugios que logren darte espacios de felicidad.
¿Suena bien verdad? Apostar a realizarse a través de una construcción de dicha que provenga de lo cotidiano.
No ha sucedido nada en especial. Nada que altere ni refute esta idea, por lo que seguiré aconsejando esta fórmula. Pero desde hoy, lo haré con un temor. Por que comencé a dudar que quizás… lo pequeño no sea hermoso, sea simplemente pequeño.

14 Comments

  • PerSe Said:

    Se que LO. cree que le falta una pisca de "algo", y tal vez tenga razón, tal vez no continue lo escrito porque no pueda, por que no debo, o quizás, solo porque no quiero.
    Este post se postula a si mismo como un blog de apertura más que de sutura.
    Que ideas, pensamientos, criticas o divagues surjan de tu mente son cuestiones que solo vos sabes porque.
    Probablemente Lo. tenga razón, cuando el post comienza a decir algo interesante e importante ahí se corta. Tal vez haya sido adrede, tal vez solo azar. Yo no lo sé. Tu tampoco, pero poco importa.
    Como dije alguna vez, necesitaba escupirlo... y quizás en este post más que en otros, dependo de su feedback.  

  • Dalma Said:

    Hace tiempo que no leía lo que a mi me sucedió pero escrito por otra persona.
    Afortunadamente aún disfruto pequeños instantes cotidianos que me dan felicidad.
    Comer un helado sin culpas, tirarme con una revista en una tarde lluviosa, mirar a mi niño dormir, hacer el amor, tener amigos con quien puedo tomar un cafe y charlar durante horas, y el blog tambien (porque no?).
    Será que ya desistí de ser la modelo, actriz o cantante famosa que soñaba cuando niña.

    Me gustó mucho tu espacio, si me abris la puerta vengo seguido.

    Besos  

  • Lo. Said:

    Creo que SOLO encontrar la felicidad en lo pequeño es mediocre.
    ¿Porque si una caricia por la mañana es hermosa, no buscar a esa persona que me ame todos los amaneceres de mi vida? No niego la belleza de los pequeños placeres, pero tampoco puedo negar su tamaño. No son los detalles los que marcan, sino la sumatoria de ellos. Y si los sumamos, entonces es algo grande, cierto?
    (pausa laboral)
    Sigo...y se me ocurre, será porque estamos vacíos que las pequeñeces no nos alcanzan?
    (pausa y replanteo)

    A ver, empiezo de nuevo: conozco personas plenas. Y no por pequeñas cosas. Sino gente que tiene grandes trabajos, grandes amores, grandes amigos, grandes familias. Porque entonces no aspiramos a eso? Porque nos contentamos con el rayito de sol que entra por la ventana? Creo talvez que sea porque sufrimos mucho. Nos decepcionamos de lo GRANDE que tuvimos (en mi caso un amor, en el tuyo?) Algo que creímos que suplía todo, nos mostró que solo era una nimiedad insignificante que tarde o temprano olvidaríamos (si, como tus sueños de ser James Bond); entonces creemos -erroneamente- que el placer está en lo mínimo. No!! no seamos conformistas! Puedo nombrarte dos temas/poemas para graficar esto:
    1- Yo no quiero media novia, Palito Ortega (un idiota, pero con esa la pegó)
    2- No te salves, Benedetti
    "...No te salves
    no te llenes de calma
    no reserves del mundo
    sólo un rincón tranquilo..."
    No te refugies en chiquito, no creas eso de que no merecemos más. Vos y yo merecemos y nos ganamos un AMOR de esos que te mueven el alma cual lavarropas. Una PROFESIÓN que nos de gratificaciones todos los días. Que la vida se rinda a nuestros pies y hagamos de ella lo que queramos. Obvio, siempre voy a ocultarte frascos con sonrisas, pero eso solo va a ser para jugar a las escondidas. La felicidad esta en el todo. Y el todo sos vos. Lo demás...podrías jurar que existe? Yo no. Asi que no es absurdo buscarla afuera?
    (ay ay ojalá me leyera y aplicara esto a mí....)

    divagué. es temprano y todas las ideas se me agolpan.
    quizás más tarde te escriba más.

    Te quiero mucho, asi de oscurito como sos.  

  • NaNu* Said:

    Se inspiro Lo.! y como!! ... concuerdo con ella totalmente.. justamente hablaba con una amiga de esto el otro dia. Tanto ella como yo somos personas muy apasionadas y necesitamos estimulos constantes para poder vivir. Mi pasion por lo que estudio .. me hace feliz... si alguna materia no me apasiona, por ejemplo.. no me llena, lo hago a desgano. Si hablamos de amor.. Cuando ame, ame con todo mi ser... ese amor que duele, pero se siente, se respira, se digiere y se sale por los poros..no me imagino una vida al lado de una persona que no provoque eso en mi. Ni quisiera vivir conformandome y convenciendome de que no esta mal aceptar lo que te toca.. no podria, porque conozco el sentimiento de amor desesperado y eso es a lo que voy a apuntar siempre, menos que eso jamas! Siempre mas! Lo pequeño es hermoso y esta bien saber apreciarlo.. pero es parte de un todo... no te autolimites! ..  

  • Roky Rokoon Said:

    estos temas son tan subjetivos que analizar el todo x una sensacion es un poco chocante, todos tendremos razon si aceptamos lo que al otro lo hace feliz. ejemplo se muy bien que a la mayoria de la poblacion mundial no le interesa recorrer la cuidad en busca de un disco dificil, de esos que no se encontrarian nunca x musimundo, y que no sirve bajarlo por la red o encargarlo x internet, y a mi me da placer, salir recorrer, buscar, y enonctrar esa gema perdida, que para el mundo no es nada, y para mi es una sonrisa, aunque capaz lo escuche una sola vez en mi vida, lo pequeño tuyo puede ser enorme para mi, o al revez, como dijo el gran Charly, no existe una escuela que enseñe a vivir, ahi esta la clave, compartir es mucho mas que la suma de las partes, y lograr la sonrisa y el abrazo desinteresado de un niño es mas que un grande que nunca se sabe si es real. ya ni se que queria decir, pero yo de chico admiraba al carnicero, ja, de verdad, y tal vez de chico queria ser como mi papa, pero hoy creo qeu dista mucho esa realidad del presente  

  • No soy yo, sos vos Said:

    Quizá se deba a una cuestion de madurez... Cuando somos chicos, idealizamos todo, todo lo vemos como posible (ser superheroes, por ejemplo). Cuando vamos creciendo, entendemos que hay cosas que son imposibles y buscamos lo posible que nos hace felices (ser miembro de SWAT). Y después nos topamos con que la vida, de golpe, decide muchas veces por nosotros,y no nos deja mas opción que tratar de ser felices con lo que nos tocó en suerte...
    Hay días en que uno ve las cosas claras, y puede ser feliz con esos "frascos chicos" y hay dias en los que cuesta más, y pensamos que eso no alcanza, que necesitamos más... Y en esos momentos es cuando viene bien una mano amiga que nos vuelva a ubicar en nuestro centro...
    Uff... me fui a joraca... perdon por el largo... (devolucion de gentilezas je)  

  • Lo. Said:

    Descontracturando la charla:

    El tamaño SI importa

    ----------------------------------------------------------------------

    Nota a comentario at supra:
    La vida no decide por nosotros, es la muerta quien lo hace. Mientras vivas, sos responsable de tus elecciones.

    ----------------------------------------------------------------------

    Nosotros te damos feedback, aparecé Ro, y refutanos.  

  • Lo. Said:

    *la muerte, no la muerta jejejej  

  • Ardillor Said:

    Hace mucho que no se aparece por mi barrio, señor. Y aunque estamos ofendidas (:P), le comentamos igual:
    De acuerdo con lo., pero *tambien* lo chiquito. No es uno o lo otro, sino ambas posibilidades: la de tener algo (un amor, una vocacion, amigos) GRANDE, asi como la de refugiarte y disfrutar de todo lo pequenio.
    Una maravilla los blogs que todavia nos hacen pensar.
    Un beso
    Ardi  

  • PerSe Said:

    Que bueno que la gente se sienta y escriba mas que comentarios del tipo " NENUSSSSSSSSSSS HOLA!!!!!!! BESOSSSS" jaja Que bueno que todos cada tanto nos sentemos a pensar...

    Igual LO. ya me dio el tema de la proxima guia CEPRA jaja  

  • Sr Chapita Said:

    Podria sumarme al caliente debate que se esta dando aca, pero como me parece que no es el mejor ambito solo dejare una frase del amigo Groucho Marx:

    "Hijo mío, la felicidad está hecha de pequeñas cosas: Un pequeño yate, una pequeña mansión, una pequeña fortuna…"

    Nada mas. Chau. Portense bien.

    Chapita.  

  • Ariel González Dévoli Said:

    El asado me dio hambre, como era de esperar de una hilera de crorizos humeantes. Yo quería ser neurocirujano, de verdad, pero terminé tratando de arreglar mi cabeza desde adentro, pequeñas cosas, neuronas mal acostumbradas. Me imagino un bombero flotando en el espacio sosteniendo su manguera, al mejor estilo cordón umbilical mezclado con odisea del espacio, ¿será que siempre queremos volver a flotar en el vientre materno?

    Somos las sombras de los seres solares y el mundo de los mundos es un sitio donde todos pueden participar, si te interesa, sólo mandame un mail.

    Un abrazo,

    Ariel  

  • Lo. Said:

    Venía a desvirtuar, y que me encuentro? Al Sr. Ariel.
    Así no puedo, no puedo ser zonza si su firma está sobre mi cabeza.

    Leelo, mucho. Y mirá sus fotos. Va a hacerte viajar tan tan adentro tuyo que no vas a poder creer lo grande que sos.

    Besos  

  • LA CARICATURA EXISTENCIALISTA Said:

    Tito es feliz con las cosas pequeñas

    Yo soy feliz con el blog de Tito, que es una cosa pequeña, en verdad, la alegría pequeña del día, por decirlo así

    esta bien la formula! solo que hay cosas pequeñas que te llenan, y cosas pequeñas que son solo cosas pequeñas

    saludos de una caricatura!